Cómo vivir en el AHORA y ser más felíz.

felichita

Éste post trata del AHORA.

Parece un tema tonto, parece sencillo mantener tu mente en el ahora, pero no lo es. Al menos no al principio.

Normalmente nos dedicamos a pasar los minutos, las horas, los días, o las semanas, sin prestar atención realmente al momento presente. Estamos haciendo una cosa y pensando en lo que vamos a hacer después. Estamos desayunando y pensando en el camino al trabajo, de camino al trabajo pensamos en cómo va a ser el día, a lo largo del día pensamos en llegar a casa y lo que haremos entonces, y así sucesivamente. El resultado de este modo de vida anticipatoria es que nunca estás viviendo el presente. Tu atención siempre está en ” lo que harás después” y todo se convierte en una carrera, una lista interminable de cosas por hacer de deberes y obligaciones, en la que tu YO nunca está presente. Te estas perdiendo la vida, TU VIDA.

Solemos estar enfocados en el futuro, dejando de lado el momento presente, que es el único momento real, pues ni el pasado  ni el futuro existen. Lo único real es el presente, este momento, porque cuando el futuro llega, también es presente, y el camino recorrido hasta ese “futuro”, en todo momento es presente también.

Puede sonar complicado, o lioso, pero en realidad es muy simple.

felicidad 4

Se trata simplemente de tomar conciencia de que no vamos a estar aquí siempre. De que somos algo fugaz. Se trata de hacerse consciente de que en este momento, estás aquí, y estás muy vivo. De DISFRUTAR lo que quiera que estés haciendo, el trabajo, un paseo, el escuchar una canción, o una conversación con alguien. El darse una ducha, conducir, cocinar, escribir, poniendo toda tu atención en ESO. Y el ancla perfecta que te trae de vuelta a la vida real, al momento presente, son las sensaciones. Concentrarse en las sensaciones. Observar las cosas y concentrarse en lo que te hacen sentir, sin esperar nada, sin poner barreras ni emitir juicios, que es la especialidad de la mente.

Y entonces todo es nuevo. Te das cuenta de lo que te hace sentir tu trabajo, escuchar esa canción o darte una ducha. Notas perfectamente el agua sobre tu piel, su temperatura, lo agradable que es, la suerte que tienes de tener agua caliente y corriente… deja de ser una ducha tomada en modo automático. Te haces consciente de todo, porque estás en el AHORA.

Aunque lo que estés haciendo sea la cosa más trivial del mundo,como freír un huevo, puedes apretar tu botón interno, ése que pone ESTAR PRESENTE y elegir estar aquí, oyendo el chisporroteo del aceite, viendo como la yema va cuajando, percibiendo el olor, o incluso quemándote si te salta una gota de aceite.

Y entonces todo es diferente.

felicidad 1

Tenemos cinco sentidos que nos ayudan a regresar al momento presente: la vista, el oído, el tacto, el gusto, y el olfato nos permiten relajarnos, observar,  saborear, sentir…y mientras tú estás aquí, saboreando u oliendo, tu mente deja de generar pensamientos, se aquieta, y si te viene alguno, pues lo dejas pasar y vuelves al ahora. No se trata de poner la mente en blanco, se trata de no aferrarse a ningún pensamiento y centrarse en el presente.

También puedes usar la respiración, para concentrarte en ella y acallar así el parloteo interminable de pensamientos.

Otra manera es realizar alguna tarea que te exija concentración y entregarte a ella, ya sea pintar, las labores de jardinería, hacer una maqueta, ganchillo, o simplemente sentarte, cerrar los ojos y escuchar, simplemente, tratando de identificar los diferentes sonidos, y de dónde proceden.

También sirve sentarse o tumbarse en la hierba y mirar las hojas de los árboles, cómo cambian de color mecidas por la brisa, o cómo se filtran los rayos de luz entre sus ramas y su follaje. lo cierto es que todo en la naturaleza te ayuda, te empuja, a detener esa vorágine de pensamientos, y con un poco de práctica es sencillo quedarte ahí, sin pensar en nada y dejando pasar los pensamientos que aparecen, no agarrándote a ninguno. Y sabéis que? eso es meditar. Pueden llamarlo conciencia plena, mind- fullness o de mil maneras, pero todo es lo mismo: traer tu presencia al ahora, y estar en el AQUI, en el AHORA. Y no es nada nuevo, es antiguo como las civilizaciones. No es necesario pertenecer a ninguna religión.

Al principio cuesta mucho mantener la atención, y tu mente enseguida empieza a generar pensamientos que te sacan del presente, se trata simplemente de recanalizarte, volver a hacerte consciente otra vez, y volver al ahora.

Cuando estamos constantemente pensando en el momento que está por llegar, nos preocupamos, nos sentimos ansiosos, asustados, todo es incertidumbre.

Pero cuando tratamos de vivir el momento la mayor parte del tiempo, las cosas salen mejor, estamos mas relajados y tranquilos. No tiene mucho sentido estar continuamente pensando en el futuro, cuando ni siquiera sabemos cuánto tiempo tenemos para vivir. Así que como cada minuto es un regalo, lo más sensato es saborearlo, estar AQUÍ, y agarrarse a el observando, aprendiendo y disfrutando. Lo cuál no quiere decir que no sea bueno pensar en el futuro en determinadas ocasiones, pero de forma productiva y con algún fin.

Un rasgo común en todas las personas felices que he conocido es que estaban muy aquí, muy presentes, y disfrutaban ese instante como si sólo tuvieran ese momento. Vivían con una alegría y una felicidad pasmosa, no les costaba vivir, no peleaban con la vida. Se dejaban llevar, con confianza, con una sonrisa, y era casi un milagro verlas hacer la cosa menos importante del mundo. Sabían que había que vivir el momento, Carpe Diem , porque quizá mañana no estés, o quizá sí, y todo será más fácil si sabes cómo vivir.

Puede que estés enfermo, con dolor o en una situación que te impida ser felíz, o pienses que no te lo mereces… Tenemos que hacer lo posible por cambiar una mala situación si es que nos ha tocado vivirla, pero en ocasiones no podemos hacer nada. Aceptar lo que viene, o tratar de ser lo mas positivos posibles, ayuda. Si no puedes cambiar una mala situación, puedes al menos mejorarla, casi siempre.

En la medida de lo posible, no dejes para mañana lo que tu corazón te pide hacer, lo que en el fondo de tu alma deseas.

Hazlo hoy. Disfrútalo hoy.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desarrollo personal.. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Cómo vivir en el AHORA y ser más felíz.

  1. Anónimo dijo:

    Eso es a lo que nos tenemos que aferrar, vivir el presente.

    !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s