Como hacer tahini casero (mantequilla de sésamo)

image

Hola!

Si habitualmente comprais en herbolarios o tiendas de dietética, habréis visto muchas veces la mantequilla de sésamo o tahini preparado.

Hoy os quiero enseñar una manera fácil de hacer nuestro propio tahini en casa.
Si os gustan los sabores intensos, como a cacahuete, os gustara. La primera receta que os pongo, o el modo fácil, ha surgido porque tenia una botella de aceite de sésamo y tenia que aprovecharla.

image

El tahini es una pasta de sésamo utilizada en la cocina árabe, asiática y de oriente medio, y se usa en infinidad de preparaciones, por ejemplo, en el hummus de garbanzo, junto con el comino, el aceite de oliva y el limón.

Las semillas de sésamo contienen vitaminas A y B, omega 6, omega 9, hierro, fósforo, zinc, magnesio, calcio, proteínas…

Para hacer el tahini, tenemos dos métodos.
Para ambos, primero tostaremos ligeramente las semillas de sésamo en una sartén a fuego lento, también así sera mas fácil extraer su aceite (pero que no se os quemen o el tahini tendrá sabor amargo!) también podéis no tostarlas, y su sabor sera mas suave.

A) Método rápido:

Ingredientes:

-Semillas de sésamo
-Aceite de sésamo
-Sirope de agave.

Metemos las semillas sin enfriar del todo en el molinillo, y las molemos hasta tener una pasta compacta, tres o cuatro minutos. Volcamos la pasta en un plato y le añadimos una cucharadita de sirope de agave y aceite de sésamo poco a poco a la vez que mezclamos hasta tener una consistencia como de paté.
Podéis no añadirle el sirope y poner en cambio un poco de sal.

B) Método tradicional.

Ingredientes:

-Semillas de sésamo.

Después de tostar ligeramente las semillas a fuego lento, las metemos en el procesador sin dejarlas enfriar y las trituramos hasta tener una pasta aceitosa. Se ira pegando a las paredes, bajamos la pasta y trituramos otra vez, así durante diez o quince minutos hasta conseguir una pasta mas liquida.
Ambas preparaciones se pueden hacer también con las semillas sin tostar.

De las dos maneras esta buenisimo, sobre rodajas de manzana, tostadas de pan, con palitos crudos de zanahoria, barquitas de endivia, sobre helado de platano, en sandwiches…o podéis hacer una ” oreo” sana como he hecho en la foto de arriba untándolo entre dos galletas.
Espero que os guste si lo probáis.
Hasta la próxima!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en mantequillas vegetales, Recetas crudiveganas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s