No somos perfectas, somos como nos da la gana!!

10325642_703431036374563_3550076628413012057_n

“Si vuestro producto fuese tan bueno, no necesitaríais del sexismo para venderlo”.

En los anuncios de cosas para hombre, utilizan el cuerpo femenino para venderle el producto a él. En los anuncios de cosas para mujer nos minan la moral para que creamos que estamos mal, gordas, viejas, feas, para que queramos ser como la chica del anuncio. 18 años tiene, ni una arruga, celulitis o cana. Para que? pues para complacerlos a ellos, creando así un círculo vicioso e infinito que hace infelíz a mucha gente. Primero, porque las mujeres normales no somos así. No podemos (ni nosotras ni vosotros ni nadie) tener cuarenta años y seguir estando como cuando teníamos 20. Decepción, pero así es la naturaleza. Segundo, porque genera mucha ansiedad el que te pongan un listón absurdamente inalcanzable (hasta las modelos usan fotoshop!!! ilógico.) al que nunca vas a poder  llegar, no podemos medir 1,80  por mucho que queramos o tener menos años. Los cuerpos son diferentes y se acabó. Deberíamos de fomentar el amor hacia uno mismo, la autoestima, el valorar el interior de las personas, el saber apreciar lo bueno de cada uno, hombres y mujeres somos distintos y merecemos todos respeto. Nadie quiere que lo denigren, que lo maltraten o lo utilicen. No, si ya, pero esque eso no vende.

girls can

Se utiliza gratuitamente el cuerpo femenino como si fuera un objeto para anunciar absolutamente cualquier cosa: tetas, culos, poses, morritos, y siempre en actitud de complacer totalmente al género masculino, como si nosotras existiésemos única y exclusivamente, para el uso y disfrute de ellos. No tenemos vida propia, ni trabajo ni nada, estamos metidas en una cajita como la barbie esperando a ser exhibidas. Videoclips, anuncios, series, de fondo, siempre hay una chica semidesnuda o un escote bien generoso a la vista, es desproporcionado, nunca veo un culo masculino o un torso sudoroso, o un pene, por qué no. Para equilibrar más que nada, aunque sería igual de innecesario. Primeramente, la instrumentalización de la mujer, esa “COSA” que la pongas donde la pongas, vende, porque somos una sociedad machista (sí, nosotras también lo somos) y babosa, donde el patriarcado no ha evolucionado (el dia que evolucione, desaparecerá, pues esa es su única evolución) y sigue viendo a la mujer como algo inferior, un adorno y no  como un igual al que respetar. No merecemos un respeto, aunque estemos macizas, aunque os guste nuestro cuerpo? Yo veo tios buenos por la calle y no les grito obscenidades ni les palpo el culo. No voy a este o aquel bar porque los camareros enseñen más o menos carne, no consumo ciertos productos porque los publicite un maromo espectacular. Me parece algo abusivo que convierte a personas en un instrumento, y nadie es un instrumento. Es un abuso que sólo genera MÁS abuso, más generaciones ancladas en el patriarcalismo , luego es normal que tengamos parejas que nos pegan, es normal que nos violen por la calle, que una panda de tios se crean muy valientes con nosotras. Es normal porque todas estas cosas que parecen tan inofensivas, hacen que los hombres crean con derecho a ello, no? Les enseñan dia a día que somos juguetes, somos algo que pueden consumir, elegir, usar y tirar. Estamos ahí para servirles, para satisfacerles, y además nos pueden castigar si no lo hacemos. Porque aparte de patrocinar las mujeres “perfectas”  (irreales) y siempre dispuestas, risueñas juguetonas y coquetas, también patrocinan que somos desvalidas y como niñas a las que se les puede reñir. Somos mujeres adultas, COÑO YA. Además se crea una especie de cultura odiosa de que las mujeres, o tenemos ese cuerpo deseable bajo ciertos cánones ( que cambian con las épocas) o no valemos nada.
Es algo muy serio y los medios de comunicación son los principales artífices de todo esto, pues lo respaldan, le dan legitimidad. Habéis visto las carreras de motos? fórmula 1? siempre hay chicas jamonas, sonrientes, complacientes, para satisfacer al público, pero qué público? por supuesto a nosotras no. Y a nosotras también nos gustan las motos. Estamos tan acostumbrados a estos roles que nos pasan desapercibidos, pero estaría bien replantearse el juego, pues al final nos manipulan a todos.

Creo que el producto perfecto es aquél que cumple con lo que promete y que no esclaviza ni daña a ningún colectivo o ser ni en su producción ni en su distribución. que se esfuerza más en ser mejor como producto y no en que lo compres  a cualquier precio, minando valores o principios indispensables.

Creo que una mujer perfecta es aquella que es felíz y sabe hacer felíz a los que están a su alrededor. Que prefiere peinarse menos y pasar más tiempo contigo, que es de verdad y se hace mayor al lado de su hombre, o de su mujer o de lo que elija, sin miedo. Que sabe que envejecerá, que la vida se esfuma en un suspiro y ningún potingue evita eso. Que se cuida pero guarda lo mejor de si en su interior, aunque por fuera sea guapa o fea. Divertida y de buen corazón, que elije su camino sin que un hombre le diga “por aquí, princesa”.

Creo que un hombre perfecto es aquel que respeta a los demás y que no teme a una mujer fuerte. Que sabe reir y llorar, que sabe querer y tiene buen corazón.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones de un salmón a contracorriente. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s