El alma de los perros.

Existen sobre la tierra unos seres mágicos y amorosos, unos seres peludos que viven entre nosotros y a los cuales llamamos perros.

preciosa

Son unos seres tan especiales que son capaces de llenar un vacío hasta hacerlo desaparecer. Ellos saben, misteriosamente, ser niños a la vez que parece que han vivido miles de vidas en las cuales han aprendido lo que es el AMOR, pero no el amor que nosotros conocemos, si no un amor totalmente incondicional, limpio, puro y noble, y es que ellos se mueven en niveles superiores de sentimientos.

Muchas veces oigo a personas del género humano hablar de ellos como seres inferiores, con desprecio, como si no tuvieran inteligencia, ni alma, como si no sintieran, y lo cierto es que en mucho de todo esto, ellos, los perros, están más evolucionados que todas esas personas. También veo como se les maltrata, se les abandona, se les hace daño por placer o se les hace vivir abandonados en una parcela pasando frío y soledad. Y siento una pena indescriptible, en primer lugar por mi hermano perro, pues no sólo no son inferiores a nosotros, si no que en la mayoría de cosas, nos superan con creces. Solemos medir la inteligencia de alguien o algo basándonos en su nivel de habilidad en la resolución de problemas, y lo cierto es que esa es solo una manera muy rudimentaria y básica de habilidad, no de inteligencia. La verdadera inteligencia es la emocional, la profunda, la que SIENTE, la que ama, la que quiere. La que es luz. La que entiende desde el amor. Todo lo demás puede hacerlo cualquier máquina vacía de alma, porque eso no es inteligencia, es solo una fórmula matemática.

b4ecab1528c8380a734f03aab2272f95

Y siento también pena, en segundo lugar, por el compañero humano que le ha tocado en “ suerte ” a ese perro, pues su ignorancia hace que un ser tan maravilloso viva una existencia triste y dolorosa, y en su error se pierde algo tremendamente hermoso, tremendamente importante y valioso. Se pierde al mayor maestro que se puede tener en todo lo que se refiere a AMOR, LEALTAD, INOCENCIA y ganas de vivir y de jugar. Probablemente jamás en la vida encontrará a alguien que le quiera como quieren los perros, y muy probablemente tampoco él aprenderá, en esta ni en muchas vidas, a querer como ellos quieren.

bonita

Que tú no lo entiendas o no tengas sentimientos no quiere decir que los perros no sientan, si no que tu capacidad no te alcanza para entenderlo.

Porque los perros te miran, los perros te tocan, con todo el amor que tú les des multiplicado hasta el infinito. Son divertidos, se hacen un lugar en tu corazón muy especial, pues ellos ENTIENDEN. Con una sola mirada saben lo que piensas, cómo estás o qué vas a hacer.

Ellos saben de vivir el momento. Ellos saben de exprimir la vida al máximo. Ellos SABEN, muchas cosas muy importantes, y las saben porque las sienten, en lugar de pensarlas como hacemos nosotros.abrazo iñaki pequeUn perro es una estrella fugaz que ilumina unos instantes tu vida, fugaz también, y luego continúa su camino. Es un ser hermoso y lleno de magia que funde generosa y amorosamente su corazón con el tuyo, si tú se lo permites. Te enseñará, si lo observas, a vivir una vida en la que lo único importante es su manada, comer, dormir, pasear y buscar aventuras. Se dejará querer y se dejará cuidar, te lo agradecerá muchísimo y te querrá y te cuidará de vuelta con devoción.

Dicen que todas las cosas tienen una parte visible y una parte invisible. En el caso de los perros, su parte invisible, su alma, es más visible para algunas personas que su parte visible.29fd8ef945c97696d0ae338e5ae33393Dicen que un perro es un regalo que llega a tu vida para darte amor y hacerte crecer, y que son ellos los que nos eligen a nosotros, no al revés.

Dedicado a todas mis perritas: Gracias por enseñarme esa forma de amor tan especial, gracias por haberme querido y por quererme, por haber elegido compartir el camino conmigo. Gracias por ser  mis estrellas fugaces.

 

tumblr_static_tumblr_static__640

 

De mayor quiero querer como quieren los perros.

 

[ Anaix del Fuego ]

Anuncios
Publicado en Reflexiones de un salmón a contracorriente | 1 Comentario

Corriendo con los lobos.

tumblr_nnng4jOuIX1s4s0zko1_1280

Eso que duerme en lo profundo del bosque.

Eso que canta una amorosa nana

al arrullo del río.

Eso que vuela salvaje junto a las águilas.

Eso que corre libre por la pradera.

No lo escuchas? No lo sientes?
Casi se puede tocar.

Tierra verde,
desierto,
musgo.

Los abuelos árboles que hablan despiertos, un ser humano que los escucha dormido.

La tierra retumba como un gran tambor, son cien mil bisontes salvajes que se acercan.

O es mi corazón.

Cada latido, las pisadas de todos los caballos salvajes que han existido.

tumblr_static_filename_640_v2

Todos nuestros ancestros, aquí.

El abuelo fuego también ha venido, ríe y chisporrotea detrás de su larga barba incandescente.

Gasta bromas a las liebres silvestres, a las ardillas rojas y a la hermana lechuza, que han acudido al oír el crepitar amoroso de su abuelo.

La sal del mar, los destellos de los minerales que moran desde hace milenios en las cuevas, desde el principio. El hermano cuervo y el hermano lobo, todos juntos alrededor de la hoguera.

Las raíces de todos los arboles mágicos suspiran con cariño al reconocer al Gran Espíritu.

IMG_20171116_011127

Todos hemos venido al encuentro de la energía que anima las cosas. Esta noche danzaremos y reiremos hasta caer rendidos.

Esta noche todos seremos Espíritu, todos seremos uno, como células o átomos que forman parte de algo infinitamente mayor.

Como una brisa de estrellas en un multiverso precioso e infinito.

Esta noche olvidaremos la ciudad llena de luces, de prisas, de atascos, y volveremos al bosque donde nacimos.

d583c6090bef5b51e639a8ba786e4648--mariana-finland.jpg

Al olor de la tierra húmeda.
A nuestra madriguera.
A nuestro cálido agujero en un suave pino.

La fragancia de las hojas dormidas que cayeron al suelo formando capas húmedas y el olor a madera viva, nos recordaran que pertenecemos a la Tierra.

Recordaremos cómo es correr libre por el bosque, beber en los arroyos, dormir bajo las estrellas.

IMG_20171116_011103

Recordaremos quienes éramos antes de que nos dijesen quienes ser. Antes de que olvidásemos que todos somos hermanos.

Recordaremos que nuestra Madre Tierra respira, late. Que nos habla y nos cuida.
Que siempre esta ahí.

Esta noche, junto a la hoguera, RECORDAREMOS.

 

[ Anaix del Fuego ]

17814673_908945739245346_170506484893735898_o

Escribir una leyenda

Publicado en Sabiduría ancestral e indígena. | Deja un comentario

Cuando fuí anciana.

Hay veces que tu vida sigue el curso normal, y hay veces que no.

article-0-066371B8000005DC-460_634x544

Lo normal es que nazcas siendo un bebé, luego poco a poco te conviertas en un niño…

Vayas creciendo y te conviertas en adolescente, para un poco más tarde llegar a ser mayor de edad…

Después te vayas a vivir por tu cuenta, tengas hijos, ( o no) …

Te hagas mayor, te jubiles…

Y así sucesivamente vayas envejeciendo hasta llegar a ser anciano, y permanezcas en ese estado hasta el momento en que tu último latido llegue y dejes ese cuerpo que te fué prestado por un tiempo y que tú consideras tuyo.

Algunas tradiciones sostienen que todos nacemos con un número de respiraciones y de latidos contados, y estos se terminan en el momento exacto. Nunca antes. Nunca después.

Pues bien, hay ocasiones en que todo esto se desordena, probablemente porque así debía ser y esto era lo que debíamos vivir, y habemos personas que saltamos de un estado a otro sin pasar por los estados intermedios, lo cual es muy confuso, doloroso y te rompe todos los esquemas. Puede que des ese salto en un segundo por un accidente o algo similar, o puede que saltes; o mas bien caigas, a lo largo de unos meses, deslizándote cuesta abajo, tan abajo como nunca creíste posible llegar.

Es extraño cuando te encuentras viviendo tu juventud en su máximo esplendor y de repente te conviertes en una anciana. Te has saltado muchos pasos. No estas preparada. Hace cinco minutos corrías despreocupada y observabas a las personas tan mayores y te parecía que debían de haber nacido mayores, que no tenían nada en común contigo, que ellas nunca habían sido jóvenes.

Parece que olvidamos que esas personas siguen siendo los jóvenes que fueron, pero en un cuerpo cada vez menos suyo y más de la tierra. Que amaron, que aman. Que fueron niños también, que se enamoraron y temblaron como una hoja frente al amor de su vida. Que hicieron locuras, que desobedecieron las reglas. Que tuvieron nuestra edad.

CTXzQ7sW4AE2ji0

Y antes de que te des cuenta, tu juventud se ha esfumado y eres y te sientes tremendamente anciana, como si tuvieras cien años, a lo que el cuerpo te responde que tienes 101, para ser exactos.

Realmente yo pensaba que seria joven por siempre, que siempre tendría fuerza, que mi cuerpo no envejecería jamás, que siempre me respondería, y no es que lo pensara así exactamente, si no que de hecho, ni siquiera me lo planteaba; daba por hecho mi estado de inmutable e infinita juventud y omnipotencia.

Veía las canas muy muy lejos, creí que toda la vida tendría mi mata de pelo, como siempre, no sabia lo que era que el pelo se me cayera en cantidad y que el momento de peinarme tras la ducha fuese de máxima tensión pensando que al final me quedaría calva.

No sabía lo que era querer hacer algo común y no poder hacerlo porque mi cuerpo no me respondiese, no conocía lo que era cansarme hasta la extenuación haciendo la cama o poniendo la lavadora.

No sabía lo que se siente cuando tienes que dejar de hacer TODAS tus actividades porque ya no puedes llevarlas a cabo, incluidas las más simples. No me imaginaba como te hacia sentir tener que dejar toda tu vida para solamente estar acostada en una cama, con el dolor como inseparable compañero de fatigas, 25 horas al día sin aflojar ni un segundo.

hqdefault

Tampoco sabia nada de como es ver tu cuerpo envejecer a pasos agigantados, y no ser ni la sombra de lo que eras, o darte cuenta en algún momento de que hace casi dos años que andas tiesa como un palo y hasta ahora no te habías percatado, todo porque a veces, hasta andar de la habitación a la cocina es un trayecto imposible, pues el dolor se convierte en un obstáculo insalvable.

Muchas veces he pensado ” a ver quién puede más, tú o yo ” para contemplar con rabia e impotencia como efectivamente, ganaba él. El dolor era una montaña infinitamente alta, su cumbre se perdía entre las nubes, y él era, SIEMPRE, el que ganaba la partida.

Tuve que dejar mi vida y renunciar a la persona que era o creía ser. Tuve que dejar de trabajar y de ser independiente. Lloré de dolor y de impotencia, a veces por separado, casi siempre junto, pues mi mente ya estaba en la cocina preparando la cena, pero mi cuerpo no me respondía y NO PODÍA levantarme de la cama, pues no era capaz.

Es muy duro luchar contra una parte de una misma, y perder.

Pensé, a veces, que me perdía cosas, que me perdía mi vida. Ahora pienso que ese estado era parte de mi evolución y que no me perdí nada.

Viví lo que tenía que vivir, pues estaba reservado para mí.

Supe que no importa el maquillaje, lo bien que lleves el pelo, lo conjuntada que vayas, o lo que los demás piensen de ti. Que solo importas tú y la manera en que TÚ ves el mundo, pues exactamente como tú lo veas, así es como será el mundo.

Aprendí que NO sólo morimos una vez.

IMG_20171023_132214

Morimos y renacemos muchas veces antes de esa ” última ” muerte que pensamos que es el fin. Aprendí también que esa muerte última no existe, que es solo una puerta a otro estado, a otro lugar que también es “aquí”.

Ahora estoy recorriendo el camino a la inversa, algo que normalmente las personas tampoco tienen oportunidad de vivir. Soy una anciana de 33 años que esta volviendo a ser joven, lentamente pero con muchas ganas y esperanzas y con una visión de la vida muy distinta. Soy una yo diferente.

IMG-20171022-WA0001.jpg

La vida me ha dado un regalo muy valioso que no le da a la mayoría de seres humanos, me ha “enseñado” el futuro, me ha “dejado ver”, y me ha llevado de la mano cuidándome en el proceso, ahora me doy cuenta de que siempre velaba por mi, aunque pareciese lo contrario. No había por qué tener miedo, aunque lo tuve.

Creo que a veces nos toca vivir experiencias que parecen pesadillas, pero en ocasiones resulta que sólo lo eran en apariencia, pues en realidad eran un regalo.

Tengo sólo palabras de agradecimiento para mis enfermedades. Gracias a ellas puedo ver.

Gracias a ellas DESPERTÉ .

IMG-20171015-WA0005.jpg

Publicado en Desarrollo personal. | Deja un comentario

La gente auténtica es sexy.

Captura-de-pantalla-2017-04-06-a-las-10.16.01-a.m.

Me parece MUY sexy la gente auténtica.

Sobre eso va este post, sobre lo sexys que son algunas personas; esas que son tremendamente magnéticas sin querer, sin proponérselo, sin necesidad de tirarse dos horas frente al espejo ensayando poses, probándose ropa o probándose caras.

7743ddad22d3215cf33641dddc504420

Seguro que todos hemos tenido la oportunidad alguna vez de conocer a alguien así, alguien que sin ser, ni mucho menos, la persona mas guapa del lugar, sin tener un cuerpo especialmente llamativo, sin tener un rostro perfecto o un pelo de anuncio, hace que las personas a su alrededor se sientan MUY atraídas hacia ella. Y a menudo no sabemos decir qué es exactamente lo que la distingue del resto, solo sabemos que esa persona tiene un ” algo” especial.

x1bzd9-l

Ser guapa o guapo no es la cantidad de ropa que alguien lleve o alguien se quite, si no su manera de hacerlo, de llevarla, de desprenderse de ella. El modo en que alguien anda, fuma, o toca el chelo. Su forma de coger las cosas, de apartarse el pelo, o su manera de sonreír sin artificios, natural y seductoramente. Su risa espontánea.

eleven_de_stranger_things_vendra_a_la_cdmx

Muchas veces, en mi búsqueda del sentido de las cosas me he preguntado de dónde surge eso, y estoy totalmente segura de que es algo que se irradia DESDE DENTRO, de lo que esa persona siente, de lo que esa persona ES.
Esas personas que, aunque tienen quizá un físico normal, o incluso ” regular”, tienen una manera de mirar chisporroteante que es puro fuego, y por eso todo lo que miran arde en llamas.
Esas personas que, por su forma de hablar, de reír, de moverse, atraen irremediablemente.

Screen-Shot-2014-10-22-at-12-20-47

Y por que ocurre esto? Pues porque el atractivo de alguien no radica en lo perfecta que lleve la barba, la cantidad de maquillaje que lleve puesta o la ropa última-tendencia que vista. Todo eso se borra cuando hablas con una persona, y aunque puede que tu mente consciente se quede con esa “primera impresión” que ofrece el aspecto exterior, tu inconsciente, mucho mas profundo, SÍ capta la sutileza de la ESENCIA de los demás. No tiene por que ser expresamente una atracción sexual, si no que también nos sentimos atraídos hacia ellos o ellas de manera fraternal. Son personas que apetece tener cerca, apetece que sean tus amigos, apetece que estén. Porque irradian misterio, picardía, aventura, diversión, amor…ganas de vivir, en definitiva. Nos hacen sentir vivos. Y a eso venimos, por eso nos atraen. Y no es necesario que tengan la nariz perfecta o cero celulitis, simplemente atrae su energía.

6bd05c489497118f42e0a111f65e7f19

Este post es un homenaje a esas personas chispeantes, sexys y auténticas que hacen que uno se sienta tan tocado por la fortuna de conocer, pues su magia nos envuelve a nosotros también.
Este post es al mismo tiempo una apologia TOTAL a ser un poco mas así, a dejar un poco de lado las poses, a no ensayar frente al espejo y a ser quienes realmente somos, a apasionarnos por lo que nos apasiona. A hacer pequeñas locuras. A volver a ser jóvenes y sentir, reír, aprender y querer como hacíamos hace muuuucho tiempo. Se nos olvidó, o quizá nunca lo hicimos, pero ahora es el momento de desempolvar esa magia.

1C5035760-http3A2F2Fwww.newsvine.com2F_vine2Fimages2Fusers2Frebecca-dube2F5840238

Porque los clones no son sexys.
Las caras estándar no son sexys, las personas planas, grises, copias…no son sexys.

Seamos sexys, seamos nosotros mismos.

Atrevámonos a dejar salir a fuera todo eso que llevamos dentro y que hace que los demás puedan percibirnos y ver QUIÉNES SOMOS REALMENTE.

Chisporroteemos.

Seamos de verdad.

1230i1313

Publicado en Reflexiones de un salmón a contracorriente | Deja un comentario

Nosotros los indios sabemos del silencio.

12036714_1033174536716653_3756392164905137744_n

Nosotros los indios* sabemos del silencio. No le tenemos miedo. De hecho, para nosotros es más poderoso que las palabras.

Nuestros ancianos fueron educados en las maneras del silencio, y ellos nos transmitieron ese conocimiento a nosotros. Observa, escucha, y luego actúa, nos decían. Ésa es la manera de vivir.

Observa a los animales para ver cómo cuidan a sus crías. Observa a los ancianos para ver cómo se comportan. Observa al hombre blanco para ver qué quiere. Siempre observa primero, con corazón y mente quietos, y entonces aprenderás. Cuando hayas observado lo suficiente, entonces podrás actuar.

21761774_797084813809081_719681981136275399_n

Con ustedes es lo contrario. Ustedes aprenden hablando. Premian a los niños que hablan más en la escuela. En sus fiestas todos tratan de hablar. En el trabajo siempre están teniendo reuniones en las que todos interrumpen a todos, y todos hablan cinco, diez o cien veces. Y le llaman “resolver un problema”. Cuando están en una habitación y hay silencio, se ponen nerviosos. Tienen que llenar el espacio con sonidos. Así que hablan impulsivamente, incluso antes de saber lo que van a decir.

A la gente blanca le gusta discutir. Ni siquiera permiten que el otro termine una frase. Siempre interrumpen. Para los indios esto es muy irrespetuoso e incluso muy estúpido. Si tú comienzas a hablar, yo no voy a interrumpirte. Te escucharé. Quizás deje de escucharte si no me gusta lo que estás diciendo. Pero no voy a interrumpirte. Cuando termines, tomaré mi decisión sobre lo que dijiste, pero no te diré si no estoy de acuerdo, a menos que sea importante.

De lo contrario, simplemente me quedaré callado y me alejaré. Me has dicho lo que necesito saber. No hay nada más que decir. Pero eso no es suficiente para la mayoría de la gente blanca.

11170333_1033174493383324_8429838973086934621_o

La gente debería pensar en sus palabras como si fuesen semillas. Deberían plantarlas, y luego permitirles crecer en silencio. Nuestros ancianos nos enseñaron que la tierra siempre nos está hablando, pero que debemos guardar silencio para escucharla.

Existen muchas voces además de las nuestras. Muchas voces.”

11059710_1033174070050033_4092170408441134231_n

Extractos del libro " Neither Wolf
Publicado en Sabiduría ancestral e indígena. | Deja un comentario

Los he visto.

12029622_1033174593383314_5737730526867357691_o

Los he visto.

Los he visto cazando por los bosques con la escopeta cargada al hombro, sintiéndose héroes, manchando sus manos de sangre y arrebatando vidas inocentes que no les pertenecían.

Corred hermanos salvajes del bosque y escondéos, el hombre lo destruye todo a su paso.

Los he visto pescando en las playas, en los canales, en los ríos, sacando almas de su medio acuático como si nada valieran, amontonándolas por placer y por decenas como si dentro de ese ser no morase también un alma, una inteligencia, un sentir; una criatura que no comprende lo que ocurre, que pelea por respirar en un elemento que no es el suyo, para finalmente perecer en sus manos.

Bonito deporte, el de segar vidas. Bonito entretenimiento el de dar muerte a un pobre ser vivo que siente, que piensa, que ama y que sufre exactamente igual que uno.

Los he visto en las plazas, con sus corazones oscuros y malvados, disfrutando con el dolor, la tortura y la destrucción de mis hermanos herbívoros, los toros, esos maravillosos y bellos seres cuya maldicion es nacer en un país donde la tortura y la muerte de un precioso animal es todavía considerado “arte” por un puñado de psicópatas con el corazón enfermo.

Mientras unos se divierten con el dolor de esos seres imponentes y pacíficos otros sufrimos terriblemente, porque sentimos ese dolor como nuestro.

Los he visto caminando por las montañas, por las orillas de los arroyos, por las selvas, como si todo fuese suyo, como si pudieran tomar lo que quisieran, romper ramas, arrancar plantas, masacrar insectos. Como si todo estuviese aquí para que ellos pudieran maltratarlo a su antojo.

He oído a mis hermanas águilas, a mis hermanos osos y a mis hermanos lobos llorar con pena y aullar con rabia y desesperación. He oído a mis hermanas las plantas gemir, y a mis abuelos arboles suspirar por la inconsciencia y la mezquindad del hombre.
He oído el lamento del océano, y también la ira del fuego.
He sentido la tristeza de la Tierra.

Todos estos dolores se pueden escuchar en el susurro del viento. De dia. De noche.
En la selva y en la sabana, en el ártico o en la ciudad. Solo hay que sentarse y abrir los oídos.
Solo hay que VER.

Solemos querer creer que la mayoría de seres humanos somos buenos, y es duro descubrir que no es cierto. Que la mayor parte de seres humanos somos viles, y que es tan culpable quien comete una atrocidad como quien la presencia y no interviene para evitarla.

Hay personas inconscientes que no valoran la vida, que creen que solo existen ellas caminando sobre la Tierra, y que no saben que TODO esta conectado, que lo que le hacen a las selvas, a los bosques, a los ríos y a todos los seres que en ellos habitan, se lo hacen a ellos mismos.

Hay personas que duermen. Lo se porque las he visto.

Las veo cada día.

14232527_1270234093010695_3630254931917816150_n

Publicado en Reflexiones de un salmón a contracorriente | 2 comentarios

Cómo vivir en el AHORA y ser más felíz.

felichita

Éste post trata del AHORA.

Parece un tema tonto, parece sencillo mantener tu mente en el ahora, pero no lo es. Al menos no al principio.

Normalmente nos dedicamos a pasar los minutos, las horas, los días, o las semanas, sin prestar atención realmente al momento presente. Estamos haciendo una cosa y pensando en lo que vamos a hacer después. Estamos desayunando y pensando en el camino al trabajo, de camino al trabajo pensamos en cómo va a ser el día, a lo largo del día pensamos en llegar a casa y lo que haremos entonces, y así sucesivamente. El resultado de este modo de vida anticipatoria es que nunca estás viviendo el presente. Tu atención siempre está en ” lo que harás después” y todo se convierte en una carrera, una lista interminable de cosas por hacer de deberes y obligaciones, en la que tu YO nunca está presente. Te estas perdiendo la vida, TU VIDA.

Solemos estar enfocados en el futuro, dejando de lado el momento presente, que es el único momento real, pues ni el pasado  ni el futuro existen. Lo único real es el presente, este momento, porque cuando el futuro llega, también es presente, y el camino recorrido hasta ese “futuro”, en todo momento es presente también.

Puede sonar complicado, o lioso, pero en realidad es muy simple.

felicidad 4

Se trata simplemente de tomar conciencia de que no vamos a estar aquí siempre. De que somos algo fugaz. Se trata de hacerse consciente de que en este momento, estás aquí, y estás muy vivo. De DISFRUTAR lo que quiera que estés haciendo, el trabajo, un paseo, el escuchar una canción, o una conversación con alguien. El darse una ducha, conducir, cocinar, escribir, poniendo toda tu atención en ESO. Y el ancla perfecta que te trae de vuelta a la vida real, al momento presente, son las sensaciones. Concentrarse en las sensaciones. Observar las cosas y concentrarse en lo que te hacen sentir, sin esperar nada, sin poner barreras ni emitir juicios, que es la especialidad de la mente.

Y entonces todo es nuevo. Te das cuenta de lo que te hace sentir tu trabajo, escuchar esa canción o darte una ducha. Notas perfectamente el agua sobre tu piel, su temperatura, lo agradable que es, la suerte que tienes de tener agua caliente y corriente… deja de ser una ducha tomada en modo automático. Te haces consciente de todo, porque estás en el AHORA.

Aunque lo que estés haciendo sea la cosa más trivial del mundo,como freír un huevo, puedes apretar tu botón interno, ése que pone ESTAR PRESENTE y elegir estar aquí, oyendo el chisporroteo del aceite, viendo como la yema va cuajando, percibiendo el olor, o incluso quemándote si te salta una gota de aceite.

Y entonces todo es diferente.

felicidad 1

Tenemos cinco sentidos que nos ayudan a regresar al momento presente: la vista, el oído, el tacto, el gusto, y el olfato nos permiten relajarnos, observar,  saborear, sentir…y mientras tú estás aquí, saboreando u oliendo, tu mente deja de generar pensamientos, se aquieta, y si te viene alguno, pues lo dejas pasar y vuelves al ahora. No se trata de poner la mente en blanco, se trata de no aferrarse a ningún pensamiento y centrarse en el presente.

También puedes usar la respiración, para concentrarte en ella y acallar así el parloteo interminable de pensamientos.

Otra manera es realizar alguna tarea que te exija concentración y entregarte a ella, ya sea pintar, las labores de jardinería, hacer una maqueta, ganchillo, o simplemente sentarte, cerrar los ojos y escuchar, simplemente, tratando de identificar los diferentes sonidos, y de dónde proceden.

También sirve sentarse o tumbarse en la hierba y mirar las hojas de los árboles, cómo cambian de color mecidas por la brisa, o cómo se filtran los rayos de luz entre sus ramas y su follaje. lo cierto es que todo en la naturaleza te ayuda, te empuja, a detener esa vorágine de pensamientos, y con un poco de práctica es sencillo quedarte ahí, sin pensar en nada y dejando pasar los pensamientos que aparecen, no agarrándote a ninguno. Y sabéis que? eso es meditar. Pueden llamarlo conciencia plena, mind- fullness o de mil maneras, pero todo es lo mismo: traer tu presencia al ahora, y estar en el AQUI, en el AHORA. Y no es nada nuevo, es antiguo como las civilizaciones. No es necesario pertenecer a ninguna religión.

Al principio cuesta mucho mantener la atención, y tu mente enseguida empieza a generar pensamientos que te sacan del presente, se trata simplemente de recanalizarte, volver a hacerte consciente otra vez, y volver al ahora.

Cuando estamos constantemente pensando en el momento que está por llegar, nos preocupamos, nos sentimos ansiosos, asustados, todo es incertidumbre.

Pero cuando tratamos de vivir el momento la mayor parte del tiempo, las cosas salen mejor, estamos mas relajados y tranquilos. No tiene mucho sentido estar continuamente pensando en el futuro, cuando ni siquiera sabemos cuánto tiempo tenemos para vivir. Así que como cada minuto es un regalo, lo más sensato es saborearlo, estar AQUÍ, y agarrarse a el observando, aprendiendo y disfrutando. Lo cuál no quiere decir que no sea bueno pensar en el futuro en determinadas ocasiones, pero de forma productiva y con algún fin.

Un rasgo común en todas las personas felices que he conocido es que estaban muy aquí, muy presentes, y disfrutaban ese instante como si sólo tuvieran ese momento. Vivían con una alegría y una felicidad pasmosa, no les costaba vivir, no peleaban con la vida. Se dejaban llevar, con confianza, con una sonrisa, y era casi un milagro verlas hacer la cosa menos importante del mundo. Sabían que había que vivir el momento, Carpe Diem , porque quizá mañana no estés, o quizá sí, y todo será más fácil si sabes cómo vivir.

Puede que estés enfermo, con dolor o en una situación que te impida ser felíz, o pienses que no te lo mereces… Tenemos que hacer lo posible por cambiar una mala situación si es que nos ha tocado vivirla, pero en ocasiones no podemos hacer nada. Aceptar lo que viene, o tratar de ser lo mas positivos posibles, ayuda. Si no puedes cambiar una mala situación, puedes al menos mejorarla, casi siempre.

En la medida de lo posible, no dejes para mañana lo que tu corazón te pide hacer, lo que en el fondo de tu alma deseas.

Hazlo hoy. Disfrútalo hoy.

Publicado en Desarrollo personal. | 3 comentarios