Cómo vivir en el AHORA y ser más felíz.

felichita

Éste post trata del AHORA.

Parece un tema tonto, parece sencillo mantener tu mente en el ahora, pero no lo es. Al menos no al principio.

Normalmente nos dedicamos a pasar los minutos, las horas, los días, o las semanas, sin prestar atención realmente al momento presente. Estamos haciendo una cosa y pensando en lo que vamos a hacer después. Estamos desayunando y pensando en el camino al trabajo, de camino al trabajo pensamos en cómo va a ser el día, a lo largo del día pensamos en llegar a casa y lo que haremos entonces, y así sucesivamente. El resultado de este modo de vida anticipatoria es que nunca estás viviendo el presente. Tu atención siempre está en ” lo que harás después” y todo se convierte en una carrera, una lista interminable de cosas por hacer de deberes y obligaciones, en la que tu YO nunca está presente. Te estas perdiendo la vida, TU VIDA.

Solemos estar enfocados en el futuro, dejando de lado el momento presente, que es el único momento real, pues ni el pasado  ni el futuro existen. Lo único real es el presente, este momento, porque cuando el futuro llega, también es presente, y el camino recorrido hasta ese “futuro”, en todo momento es presente también.

Puede sonar complicado, o lioso, pero en realidad es muy simple.

felicidad 4

Se trata simplemente de tomar conciencia de que no vamos a estar aquí siempre. De que somos algo fugaz. Se trata de hacerse consciente de que en este momento, estás aquí, y estás muy vivo. De DISFRUTAR lo que quiera que estés haciendo, el trabajo, un paseo, el escuchar una canción, o una conversación con alguien. El darse una ducha, conducir, cocinar, escribir, poniendo toda tu atención en ESO. Y el ancla perfecta que te trae de vuelta a la vida real, al momento presente, son las sensaciones. Concentrarse en las sensaciones. Observar las cosas y concentrarse en lo que te hacen sentir, sin esperar nada, sin poner barreras ni emitir juicios, que es la especialidad de la mente.

Y entonces todo es nuevo. Te das cuenta de lo que te hace sentir tu trabajo, escuchar esa canción o darte una ducha. Notas perfectamente el agua sobre tu piel, su temperatura, lo agradable que es, la suerte que tienes de tener agua caliente y corriente… deja de ser una ducha tomada en modo automático. Te haces consciente de todo, porque estás en el AHORA.

Aunque lo que estés haciendo sea la cosa más trivial del mundo,como freír un huevo, puedes apretar tu botón interno, ése que pone ESTAR PRESENTE y elegir estar aquí, oyendo el chisporroteo del aceite, viendo como la yema va cuajando, percibiendo el olor, o incluso quemándote si te salta una gota de aceite.

Y entonces todo es diferente.

felicidad 1

Tenemos cinco sentidos que nos ayudan a regresar al momento presente: la vista, el oído, el tacto, el gusto, y el olfato nos permiten relajarnos, observar,  saborear, sentir…y mientras tú estás aquí, saboreando u oliendo, tu mente deja de generar pensamientos, se aquieta, y si te viene alguno, pues lo dejas pasar y vuelves al ahora. No se trata de poner la mente en blanco, se trata de no aferrarse a ningún pensamiento y centrarse en el presente.

También puedes usar la respiración, para concentrarte en ella y acallar así el parloteo interminable de pensamientos.

Otra manera es realizar alguna tarea que te exija concentración y entregarte a ella, ya sea pintar, las labores de jardinería, hacer una maqueta, ganchillo, o simplemente sentarte, cerrar los ojos y escuchar, simplemente, tratando de identificar los diferentes sonidos, y de dónde proceden.

También sirve sentarse o tumbarse en la hierba y mirar las hojas de los árboles, cómo cambian de color mecidas por la brisa, o cómo se filtran los rayos de luz entre sus ramas y su follaje. lo cierto es que todo en la naturaleza te ayuda, te empuja, a detener esa vorágine de pensamientos, y con un poco de práctica es sencillo quedarte ahí, sin pensar en nada y dejando pasar los pensamientos que aparecen, no agarrándote a ninguno. Y sabéis que? eso es meditar. Pueden llamarlo conciencia plena, mind- fullness o de mil maneras, pero todo es lo mismo: traer tu presencia al ahora, y estar en el AQUI, en el AHORA. Y no es nada nuevo, es antiguo como las civilizaciones. No es necesario pertenecer a ninguna religión.

Al principio cuesta mucho mantener la atención, y tu mente enseguida empieza a generar pensamientos que te sacan del presente, se trata simplemente de recanalizarte, volver a hacerte consciente otra vez, y volver al ahora.

Cuando estamos constantemente pensando en el momento que está por llegar, nos preocupamos, nos sentimos ansiosos, asustados, todo es incertidumbre.

Pero cuando tratamos de vivir el momento la mayor parte del tiempo, las cosas salen mejor, estamos mas relajados y tranquilos. No tiene mucho sentido estar continuamente pensando en el futuro, cuando ni siquiera sabemos cuánto tiempo tenemos para vivir. Así que como cada minuto es un regalo, lo más sensato es saborearlo, estar AQUÍ, y agarrarse a el observando, aprendiendo y disfrutando. Lo cuál no quiere decir que no sea bueno pensar en el futuro en determinadas ocasiones, pero de forma productiva y con algún fin.

Un rasgo común en todas las personas felices que he conocido es que estaban muy aquí, muy presentes, y disfrutaban ese instante como si sólo tuvieran ese momento. Vivían con una alegría y una felicidad pasmosa, no les costaba vivir, no peleaban con la vida. Se dejaban llevar, con confianza, con una sonrisa, y era casi un milagro verlas hacer la cosa menos importante del mundo. Sabían que había que vivir el momento, Carpe Diem , porque quizá mañana no estés, o quizá sí, y todo será más fácil si sabes cómo vivir.

Puede que estés enfermo, con dolor o en una situación que te impida ser felíz, o pienses que no te lo mereces… Tenemos que hacer lo posible por cambiar una mala situación si es que nos ha tocado vivirla, pero en ocasiones no podemos hacer nada. Aceptar lo que viene, o tratar de ser lo mas positivos posibles, ayuda. Si no puedes cambiar una mala situación, puedes al menos mejorarla, casi siempre.

En la medida de lo posible, no dejes para mañana lo que tu corazón te pide hacer, lo que en el fondo de tu alma deseas.

Hazlo hoy. Disfrútalo hoy.

Publicado en Desarrollo personal. | 3 comentarios

Leche de avena casera.

image

Hola!🙂
Hoy quiero compartir con vosotros mi receta de la leche de avena.
Por que?
Pues porque es un tesoro de receta!🙂
Es súper barata de hacer en casa, súper sana, muy sencilla, y al hacerla nosotras, no generamos ningún residuo, cero contaminación!
Con lo que nos costaría un brick de litro comprada, hacemos muuuchos litros de leche de avena casera, y podemos hacerla a nuestro gusto y sabiendo lo que lleva. Las leches vegetales de brick son muy engañosas, parecen algo sano hasta que te pones a mirar los ingredientes o la cantidad de azúcar, y entonces ves que de sanas…poco!

Ingredientes para nuestra leche:

– Avena cruda en copos, de los finos.
– Sirope de agave para endulzar o dátiles.

Ponemos cuatro cucharadas de avena en remojo la noche anterior.

image

Si váis a utilizar dátiles, dejadlos remojando en otro vaso, ya partidos y deshuesados. 
Por la mañana retiramos el agua que sobra de la avena, y la echamos al thermomix o la batidora que tengáis, con dos dedos de agua.

Si usáis dátiles añadidlos ahora junto con su agua de remojo (es dulce ) y si usáis sirope de agave, añadidlo también ahora.
Batimos todo con poca agua entre tres y cinco minutos dependiendo de la potencia de vuestra procesadora. Luego añadimos el resto del agua hasta hacer un litro, o mas, o menos, dependiendo de si os gusta mas espesa o mas clara, y batimos un poco más.
Con cuatro cucharadas soperas de avena sale un litro de leche espesa.

Cuando ya la tenemos, hay que colarla, para lo cual hay gente que usa unos saquitos especiales para hacer leches vegetales, coladores, o aparatos varios. Pero al final tienes la cocina llena de trastos, así que yo uso camisetas viejas tipo algodón elástico, son las que mejor cuelan, y son gratis. Cuando ya se me quedan viejas las recorto y de cada camiseta me salen dos paños, y el método me funciona súper bien!🙂

Simplemente disponemos un cuenco grande o una ollita forrados con la tela en cuestión, volcamos la leche, hacemos un atillo con el paño y lo estrujamos, hasta que ya no sale nada. Así:

image

image

image

Ya tenemos la leche!
Los restos de la avena los podéis añadir a un bizcocho, un pan casero que hagáis o a un yogur.

Le pasamos un agua al paño y lo dejamos secar al aire hasta que pongamos una lavadora, o si coincide, pues lo metemos a la lavadora, porque si lo dejamos tal cual luego cuesta mas de lavar.

Ahora solo queda pasar la leche a una botella de cristal o botes y meterla en la nevera. Os dura tres o cuatro días.

Es una leche súper versátil, si al batirla le añadís cascara de limón rallada y canela le daréis sabor como a leche merengada.
Podéis hacer con ella batidos, bechameles, croquetas, cola caos, natillas…
Si queréis usarla tipo nata vegetal, podéis usar mas avena y menos agua.
Y si la cocéis con agar-agar, podéis hacer un flan.
Espero que os haya gustado, yo la hago muchísimo porque tardo cinco minutos, es mas lento explicarlo que hacerla.
Hasta la próxima!🙂

Publicado en Leches vegetales | Deja un comentario

Cómo hacer mantequilla de almendra casera.

image

Hola!
Hoy tenemos otra receta de mantequilla vegetal para hacer en casa, de la manera mas natural🙂
Para disfrutar de esta mantequilla solo necesitamos un ingrediente, y son las almendras. De manera opcional podéis añadir unas gotas de sirope de ágave, pero las almendras ya son dulces de por sí. Yo utilizo almendras enteras con piel, tenía una bolsa entera con cáscara que me dió mi madre, y el otro día que tenía tiempo las pelé. Bueno, vamos al lío!! ^_^

La receta consta de dos partes:

1- Tostar ligeramente las almendras a fuego bajito dos o tres minutos para que suelten su aceite mas facilmente.

2- Moler las almendras solas o con unas gotas de sirope de ágave en una picadora o procesadora, yo usé el Thermomix.

Este proceso dura sobre una hora y media en la que vas moliendo y reposando y conforme mueles, se te va pegando la pasta a las paredes, así que la vas bajando con una lengua o espátula y mueles de nuevo. Así todo el rato. Puedes dejar descansar la máquina un rato y luego seguir. Si tienes que salir, también lo puedes dejar y seguir pasadas dos o tres horas o más, no pasa nada, y así la almendra va soltando su aceite. Veréis que la consistencia va cambiando y cada vez es más líquida. Es cuestión de tener paciencia y un buen aparato.

El proceso es algo así:

image

image

image

image

image

image

Cuando ya está hecha la mantequilla la pasamos a un bote y la guardamos en la nevera. No sabría deciros cuanto dura sin ponerse mala porque siempre me la como en menos de una semana y media. Para este bote he utilizado unos 400 gramos de almendra.
Esta muy rica sobre rebanadas de manzana, de plátano, untada en bocadillos vegetales, sola, en arroces salteados, untada en palitos de zanahoria cruda…
Esto mismo lo podéis hacer con cacahuetes, avellanas u otros frutos secos.
Espero que si la probáis os guste. Hasta la próxima! ^_^

Publicado en mantequillas vegetales | Deja un comentario

Cómo madurar plátanos rápido.

image

Hola!
Aveces cuando vamos a comprar plátanos, éstos están demasiado maduros o demasiado verdes, conteniendo más almidón y siendo más indigestos.
A mi me gustan los plátanos maduros, y para hacer batidos también tienen que estar blanditos y un poco marrones. Además así son mas dulces!
Un truco SÚPER útil que uso para que maduren rápido si los he comprado verdes es meterlos en una bolsa con una o dos manzanas. Al madurar, la manzana desprende etileno, y éste es un gas que acelera la maduración de las frutas que tenga cerca, ya sean plátanos, aguacates, peras… Los dejáis con la bolsa bien cerrada, y la abrís a los dos dias para ver cómo van. Si aun no están los podéis dejar un poco mas, y es infalible, maduran mucho mas rápido.
Espero que os sea de utilidad, es una cosa muy simple pero a mi me viene genial.
Hasta la próxima!🙂

Publicado en trucos que hacen la vida mas fácil | 1 Comentario

Batido cremoso de espinacas.

image

Qué mejor manera de empezar un día lluvioso que ésta?

Este batido es súper rápido, fácil y esta súper rico. No parece que lleve espinacas. Es una manera deliciosa y nutritiva de empezar el día, y el plátano lo hace muy suave y cremoso.

Los ingredientes son:

-Un plátano maduro grande.
-Leche de avena u otra que tengáis.
-Un puñado de espinacas o hojas verdes.
-La cascara de medio limón rallada.
-Canela en polvo.

Yo no lo endulzo porque el plátano de por sí ya es dulce.
Lo metemos todo a la batidora unos minutos para que quede suave y ya esta, a disfrutarlo!

P.d: próximamente colgaré la receta de la leche de avena, porque con medio kilo de avena podemos hacer litros y litros…y para los batidos queda increíble!🙂

Publicado en Recetas crudiveganas | Deja un comentario

Como hacer tahini casero (mantequilla de sésamo)

image

Hola!

Si habitualmente comprais en herbolarios o tiendas de dietética, habréis visto muchas veces la mantequilla de sésamo o tahini preparado.

Hoy os quiero enseñar una manera fácil de hacer nuestro propio tahini en casa.
Si os gustan los sabores intensos, como a cacahuete, os gustara. La primera receta que os pongo, o el modo fácil, ha surgido porque tenia una botella de aceite de sésamo y tenia que aprovecharla.

image

El tahini es una pasta de sésamo utilizada en la cocina árabe, asiática y de oriente medio, y se usa en infinidad de preparaciones, por ejemplo, en el hummus de garbanzo, junto con el comino, el aceite de oliva y el limón.

Las semillas de sésamo contienen vitaminas A y B, omega 6, omega 9, hierro, fósforo, zinc, magnesio, calcio, proteínas…

Para hacer el tahini, tenemos dos métodos.
Para ambos, primero tostaremos ligeramente las semillas de sésamo en una sartén a fuego lento, también así sera mas fácil extraer su aceite (pero que no se os quemen o el tahini tendrá sabor amargo!) también podéis no tostarlas, y su sabor sera mas suave.

A) Método rápido:

Ingredientes:

-Semillas de sésamo
-Aceite de sésamo
-Sirope de agave.

Metemos las semillas sin enfriar del todo en el molinillo, y las molemos hasta tener una pasta compacta, tres o cuatro minutos. Volcamos la pasta en un plato y le añadimos una cucharadita de sirope de agave y aceite de sésamo poco a poco a la vez que mezclamos hasta tener una consistencia como de paté.
Podéis no añadirle el sirope y poner en cambio un poco de sal.

B) Método tradicional.

Ingredientes:

-Semillas de sésamo.

Después de tostar ligeramente las semillas a fuego lento, las metemos en el procesador sin dejarlas enfriar y las trituramos hasta tener una pasta aceitosa. Se ira pegando a las paredes, bajamos la pasta y trituramos otra vez, así durante diez o quince minutos hasta conseguir una pasta mas liquida.
Ambas preparaciones se pueden hacer también con las semillas sin tostar.

De las dos maneras esta buenisimo, sobre rodajas de manzana, tostadas de pan, con palitos crudos de zanahoria, barquitas de endivia, sobre helado de platano, en sandwiches…o podéis hacer una ” oreo” sana como he hecho en la foto de arriba untándolo entre dos galletas.
Espero que os guste si lo probáis.
Hasta la próxima!

Publicado en mantequillas vegetales, Recetas crudiveganas | Deja un comentario

Tengo 32 años y una enfermedad rara.

toque

Hola!

Llevo semanas pensando en escribir este post, y en cómo hacerlo tratando de enfocar la enfermedad de una forma buenrollera y desde la tranquilidad.

Es muy bonito decir:

“estoy enfermo y soy súper felíz y super positivo!”

Si  alguien le ocurre esto, le felicito y en verdad me alegro por el/ ella.

Pero aunque esa es la manera ideal de afrontarlo, aveces el dolor te tumba y te desmoronas. Almenos yo. Y no tiene nada de malo. Es agotador el convivir con un dolor fuerte que te acompaña todo el día, te limita, y te toca las narices. Ya no puedes vivir tu vida como siempre y es difícil amoldarse a la intensidad de un dolor cambiante. Y sobretodo aceptar que todo ha cambiado, y que no depende de ti. Que no puedes luchar, solo dejarte llevar. Y ves que hay gente realmente jodida, que lo tuyo no es mortal, ni súper grave, pero el dolor aveces te nubla el coco, y solo estas tú, y ese maldito dolor que no te deja ni a sol ni a sombra.

Hace casi un año que empecé a encontrame mal, y hace casi un año que mi vida esta en PAUSA.

Mis proyectos, mis planes, mi vida….en pausa.

Voy a cumplir trenta y dos años y tengo el Síndrome del Cascanueces o Sindrome de Nutcracker, una enfermedad rara (las enfermedades raras son las que afectan a 5 de cada 10.000 individuos, es decir; al 0,05 de la población) que se caracteriza por que la vena renal izquierda esta atrapada entre la arteria mesentérica superior y la aorta abdominal, lo que provoca un aumento del gradiente de la presión. Las consecuencias de este atrapamiento son muchas y muy variadas, pero ( en mi caso ) básicamente se pueden resumir en:

Veinticuatro horas de un gran dolor que varía de intensidad según el día,  y extenuación al mínimo esfuerzo.

Antes podía pasear, podía correr, sentarme en el suelo, jugar con mi perra, andar hasta en final de la calle o caminar a paso rápido. Hacía el cabra sin pensar que tenía un cuerpo. No solía sentirme cansada y en el trabajo lo daba todo, y me sentía bien después de una jornada de mucho trabajo y esfuerzo físico. La verdad es que me sentía un poco ” invencible”, nunca pensé que un día me encontraría mal, que ir al supermercado sería un esfuerzo sobre-humano, que no podría trabajar en nada que no fuera sentada, ni que tendría un trabajo de seis horas sentada del que saldría exhausta y con más dolor aún. Ni que dejaría el coger el coche solo para causas ineludibles, pues conducir también duele, y también cansa.

Si, efectiviwonder, tengo trenta y dos, pero me siento como si tuviera 80 mal llevados…yuhu!!! soy una abuela!!!

No sé cómo lo harán las demás personas, mi manera de afrontar esta enfermedad es la siguiente:

Primero; tomármelo con calma, intentar ser feliz con lo que tengo y vivir el dia a dia. Es curioso, pero desde que empecé a sentir dolor físco, empecé a interesarme por temas más espirituales y a ver que hay cosas que realmente son importantes y otras que no. Que hay cosas que tienen arreglo y cosas que no. Que es muy importante ACEPTAR y no luchar. No tratar de caber en sitios que no son para ti, con personas que no son para tí. Que si algo te hace daño lo mejor es alejarte y tratar de vivir tranquila. Que lo que piensen o digan los demás no importa lo mas mínimo. Cuando he sentido el dolor en todo su esplendor, también he tenido ocasión de planterame la muerte, de pensar que yo tambien moriré (a esto lo llamo pensar en la muerte en plan productivo, como empujón para vivir la vida🙂 ) Sí, todos sabemos que vamos a morir un día, pero otra cosa es sentirlo, y aceptarlo.  Porque a todos nos da miedo. Pero somos seres finitos, espirituales y finitos, viviendo en un cuerpo físico que, aveces, no funciona como debería, o cuyos órganos no están dispuestos en el orden correcto. Si te ha tocado un problema de salud, pues vívelo, y cuando puedas, busca las rendijas, ríete, quiere a las personas a tu alrededor, disfruta del sol, del sonido de la lluvia y del viento en tu cara, porque AHORA estas vivo. Que se joda tu enfermedad! que no te quite un buen rato! una carcajada, un beso, el sentido del humor o la ironía. Puedes estar sano como una manzana y que te atropelle un camión, es decir, que el estar enfermo no te condena a nada ( al menos no siempre ), ni el estar sano te salva de nada, es tu estado mental lo que importa, y cada día es un nuevo día del que disfrutar lo que se pueda. Si tienes un dia malo, también puedes llorar y cagarte en todo, maldecir y morder rabiosamente la almohada. Y luego vuelves a querer y a reir, y a estar de buen humor, que es lo único que te puede salvar, y es algo tan valioso como cualquier medicación.

Y segundo; esperar a que los médicos decidan qué hacer conmigo y dónde me lo hacen, de momento en mi ciudad no han podido ayudarme y me están derivando a otro hospital.  Aquí me han atendido profesionales súper competentes y no hay razón para pensar que no va a seguir siendo así allí donde el Cascanueces me lleve. En fín solo quería dejar constancia de esto, de que ésta enfermedad; MI enfermedad, existe, y de que hay que ser positivo y vivir lo que nos toca de manera tranquila y aceptando lo que viene. Aunque habrá días en que caeremos al barro, la cuestión es levantarse rápido, sacar la fortaleza y la valentía que todos tenemos, y tirar para delante.

Desde aquí todo mi apoyo a las personas que conviven con un problema de salud o con alguien que lo tiene.

Si tenéis o conocéis a alguien que tenga  el Sindrome del Cascanueces, que me escriba, hemos creado un grupo donde vamos compartiendo como vamos, y hemos constituido la Asociación del Síndrome Renal del Cascanueces, en breve tendremos los papeles oficiales de que existimos.🙂

Publicado en Reflexiones de un salmón a contracorriente | 9 comentarios